SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA - FIBROMIALGIA - SENSIBILIDAD QUÍMICA - SINDROME SECO, ENDOMETRIOSIS ...

SINDROME DE FATIGA CRÓNICA - FIBROMIALGIA - SENSIBILIDAD QUIMICA MULTIPLE, ENDOMETRIOSIS Y OTRAS ENFERMEDADES AFINES E INVISIBLES A LA SOCIEDAD

Un sinfín de síntomas nos acompañan, además de otras muchas dolencias. Seguimos buscando, soluciones, respuestas, pero sobre todo ser tratados con respeto. Las consideran enfermedades invisibles y la medicina a menudo nos trata como tal. Por ello la comprensión se ha convertido en nuestro mejor aliado.

sábado, 20 de octubre de 2012

Tolerancia al estres



La tolerancia al estrés, o mejor dicho, la baja tolerancia  que tenemos algunas personas al estrés puede tener una gran influencia en el proceso de nuestra dolencia. Hace mucho tiempo que percibo que esta característica en mi personalidad me condiciona negativamente en muchos aspectos de mi vida y de mi enfermedad,  hasta el punto que hoy día el alto nivel de ansiedad es una constante en mí vivir diario. Aunque está comprobado que muchas  enfermedades  suelen  ir  acompañadas  de un componente psíquico añadido – y la nuestra es en efecto una de ellas- no es menos cierto que en muchas ocasiones nos molesta que nos consideren por ello enfermos mentales, en el sentido de que nuestros malestares pudieran ser un problema exclusivamente psíquico  y es que, efectivamente, una cosas no tiene nada que ver con la otra. La angustia que acompaña a cualquier enfermedad crónica ayuda también a que los problemas psicológicos estén presentes en gran medida sin que implique que sea la causa de base, quizá por ello  considero también  imprescindible un continuado apoyo psicológico que contribuya a  restablecer  y mantener uno de los pilares más importantes dentro de la propia enfermedad.
El estrés nos provoca una presión que se traduce en una casi  obligada necesidad a tener todo a nuestro alrededor en un estado de hipervigilancia. Al menos, es lo que me sucede a mí, y aunque no digo que se haya convertido en absoluto en una obsesión,  si es cierto que no me permite a veces sentirme totalmente en paz y tranquila, cuestión que para mí es sumamente importante a la hora de encontrar el equilibrio y mantenerme  mejor o más estable.
Aunque no sé si la baja tolerancia al estrés es una necesaria característica de esta enfermedad nuestra, si me consta que somos muchos/as los que compartimos un alto nivel de exigencia y casi siempre dirigido a nosotros mismos, convirtiéndonos en personas perfeccionistas en exceso, lo que hace que seamos personas más vulnerables que otras a estados de tensión. Soy capaz de controlar el momento,  pero una vez solucionado el conflicto que me ha provocado el estrés, el esfuerzo necesario pasa una alta factura, ya sea traducido en una nueva crisis en la enfermedad o dejándote aun más baja esa resistencia al estrés o a los estados de ansiedad, que para mí sería una misma cosa.
Posiblemente con el tiempo se consigue que el entorno, me refiero a compañeros de trabajo, familiares, etc, no sean conscientes de esa inquietud inexplicable que siempre está contigo, estado que tu intentas contrarrestar al no entender en ocasiones que lo ha causado. Sin embargo, analizando un poquito más en el porqué de esta situación, a veces compruebas que esa intranquilidad se puede deber tan sólo  a una llamada por hacer, un trabajo por acabar o algo que no puedes resolver inmediatamente…En resumen, que esta baja tolerancia motiva  también que lo que no tenemos totalmente bajo control nos abrume y angustie en exceso, independientemente de que  no sea proporcional el motivo y nuestro estado interior.
Esta condición hace que esa necesaria capacidad de reponerte después de atravesar una etapa de alto nivel de estrés, no sea posible. Un individuo sin este problema  estará en condiciones de restablecer su estado sin que ello afecte a su vida posterior, pero en nuestro caso queda mermada esa capacidad dejando una aparente debilidad o predisposición a la hipersensibilidad  en todos los sentidos, lo cual nos lleva a sentirnos excesivamente afectados por todo y como digo, esta circunstancia contribuye a que una enfermedad de fondo que ya tenemos, se estanque o empeore sin permitir avanzar. Esto ocurre después de haber vivido períodos continuos de estrés que no han permitido en organismos predispuestos volver a su estado normal y aunque no creo que la baja tolerancia al estrés provoque nuestra enfermedad,  sí contribuye a empeorar el estado físico y la enfermedad orgánica que padecemos.
Bueno, es sólo mi reflexión personal sobre el tema,  como yo lo vivo. A continuación, quiero compartir también un artículo encontrado precisamente sobre el tema de LA  TOLERANCIA AL ESTRÉS.



Estres 
"Experiencia interna que crea una desbalance
psicológico en el individuo y es el resultado
de factores del ambiente interno, la organización
donde trabaja ó las personas que le rodean"

La vida actual nos somete constantemente a presiones, que sin darnos cuenta nos provocan diversos grados de Estrés, el cual se manifiesta generalmente como resultado de las frustraciones originadas por necesidades insatisfechas ó también como respuesta a cosas alegres, tristes, físicas etc.  Para el organismo, el estrés tiene un significado bastante amplio, es un sinónimo de cambio, cualquier cosa que cause un cambio en la vida no importando si es bueno ó malo, real ó imaginario, puede causar estrés.
La tensión originada por el estrés desencadena reacciones de ansiedad y angustia, que se manifiestan de múltiples maneras, tales como:  sudores, taquicardia, sofocos, escalofríos, hormigueos en las extremidades, mareos, dolores de cabeza, cuello y espalda, alteraciones del sueño, apetito y gastrointestinales, presión sanguínea alta, problemas articulares, trastornos depresivos; desgana, irritabilidad, apatía y pérdida del interés sexual, sentimiento de desrealizaciòn, miedo a la muerte y diversas fobias entre otros. 

 La tensión originada por el estrés, es en cierta manera necesaria para el desarrollo de la personalidad, pero cuando no puede ser controlada, empiezan a aparecer los síntomas descritos.  Dicho de otra manera, si consideramos el estrés como cualquier cosa que nos estimula y aumenta nuestro nivel de alerta, podemos decir que la vida sin estímulos sería monótona y aburrida.  Por otro lado, una vida con demasiados estímulos se vuelve desagradable y agotadora llegando a dañar la salud.
No todas las personas reaccionarán de igual manera ante el estímulo que provoca el estrés, si una persona es especialmente susceptible en su sistema articular ò gastrointestinal, esos serán los síntomas que manifestará.  Por otro lado, unos reaccionarán inmediatamente y otros soportarán y acumularán las cargas negativas hasta que estas se conviertan en problemas más serios.  La cantidad de estrés que una persona puede tolerar antes que este pueda manifestarse en su organismo, se conoce como "Tolerancia al Estrés", que es una condición innata la cual la mayoría de nosotros hemos heredado en cantidad suficiente para manejar nuestros problemas cotidianos.  Una de cada diez personas ha heredado una condición llamada "Baja tolerancia al Estrés", cuyo resultado puede ser desastroso, la persona estará en un estado constante de estres, con manifestaciones de insomnio, dolores, depresiones, etc.

CUALES SON LOS SINTOMAS DE STRESS?
Dentro de los síntomas de estrés podemos distinguir dos tipos :  subjetivos(ansiedad, depresión, agresividad, alteraciones del sueño etc.) y objetivos (enfermedades relacionadas al sistema corporal directamente), independientemente de su forma de presentación, diremos que el estrés es un mal generalizado que se hace más evidente en personas con un ritmo de vida intenso y que en la mayoría de casos no están conscientes del problema.
El estrés se manifiesta generalmente en tres etapas:  la primera es una de alarma que se expresa por medio de tensión muscular.  La segunda es de resistencia, manifestada por ansiedad, tensión, fatiga y finalmente si la tensión persiste, viene la etapa de agotamiento, en donde el organismo empieza a presentar síntomas corporales como presión alta, úlceras, cefaleas y diversos cuadros que involucran todo el organismo.

COMO PUEDE USTED RECONOCER QUE SE ENCUENTRA BAJO ESTRES?

Hay síntomas a corto y largo plazo que son indicadores de estrés, mientras síntomas aislados pueden ò no significar estrés, cuando varios de estos síntomas ocurren, significa que el estrés está teniendo un efecto en la persona, es importante que en la medida que este aumenta, la habilidad del individuo para reconocerlo a medida disminuye.
Los síntomas físicos a corto plazo ocurren cuando el cuerpo se adapta a los cambios físicos causados por la liberación de Adrenalina.  A pesar que la persona los percibe como desagradables y negativos, son signos indicadores que el cuerpo está listo para la acción de supervivencia ó de alto rendimiento.  Los síntomas a largo plazo ocurren cuando el cuerpo ha sido expuesto a la acción de la Adrenalina por largos períodos de tiempo, cuando esto sucede la salud puede empezar a deteriorarse.  

La ansiedad es un componente principal de los problemas de estrés y es desencadenada por diversos estímulos; Albert Ellis ha listado los cinco principales deseos o creencias irreales que causan ansiedad:
    • El deseo de ser enteramente competente todo el tiempo
    • La creencia que factores externos son causa de todas las desdichas
    • El deseo que las cosas sean siempre de la manera que queremos.
    • La creencia  que las experiencias pasadas controlarán inevitablemente lo que sucederá en el futuro.

DIFERENTES TIPOS DE ESTRES

Existen diferentes tipos de Stress:
    • Estrés emocional
    • Estrés de supervivencia (por enfermedad orgánica)
    • Estrés por trabajo:  por fatiga, sobre-trabajo y/ó diversión, poco trabajo, presiones de tiempo
    • Estrés químico:  la comida puede contribuir a experimentar estrés (cafeína, azúcar, chocolate, demasiada sal, deficiencias dietéticas etc.)
    • Por factores medio ambientales:  invasión del espacio personal, insuficiente espacio para vivir ó trabajar, ruido, polución, condiciones sucias ó desarregladas.
    • Por tabaco
    • Por factores hormonales
      • Pubertad
      • Síndrome Premenstrual
      • Post-parto
      • Menopausia
    • Cuando se toman responsabilidades por las acciones de otra persona
    • Estrés alérgico

COMO MEDIR SUS NIVELES DE ESTRÉS

Se han diseñado tablas de consulta para medir el grado de Estres acumulado en períodos de un año, esto es porque los cambios generalmente tienen efecto a largo plazo, es decir que después de un estímulo estresante fuerte, sus efectos  pueden sentirse por lo menos un año después. 

MEDIADORES QUIMICOS CEREBRALES EN LOS PROBLEMAS DE ESTRÉS

Se conoce que el estres excesivo puede ocasionar daño en los sistemas gastrointestinal, glandular y cardiovascular además del cerebro.  Resulta particularmente interesante conocer que el origen de los cambios físicos cerebrales (llanto, insomnio, depresión etc.), son causados por una disfunción química cerebral.  Esta alteración en el balance de los mediadores químicos cerebrales (sustancias que llevan los mensajes entre las células cerebrales) es lo que propicia la aparición de los signos y síntomas relacionados con el estrés.  Dentro de estos mediadores se reconocen las siguientes sustancias:
 
    • Serotonina:  químico cerebral que conduce al sueño, es el regulador del reloj interno
    • Adrenalina:  moviliza azúcares para dar más energía al cuerpo (la persona puede ser más fuerte ó más rápida), reduce también el flujo de sangre a la piel y órganos no esenciales en caso de heridas, asegurando que la energía no sea gastada en procesos que no son inmediatamente  útiles.
    • Noradrenalina:  juega un papel principal en el establecimiento de los niveles de energía
    • Dopamina:  interviene en el mecanismo del dolor y dirige el "Centro del Placer"
De lo anterior deducimos que al producirse una alteración de estas sustancias como consecuencia de estímulos estresantes, la persona tendrá problemas para dormir, estará falta de energía y se quejará de dolores que más comúnmente se presentan en la cabeza, la espalda, cuello y hombros, además podrá estar desganada y deprimida.

7 comentarios:

  1. Gran publicación y completa de información que precisamente ( otros no quieren leer ) pero es verdad todo lo que dices , como te sientes...
    Cuando hablo con la gente que sufrimos el mismo problema , es como hablar en el mismo idioma ( cosa que otros piensan que es porque tenemos las mismas carencias o alteraciones psicológicas ) ; me siento entendida , escuchada y e incluso desestresada porque es como soltar el aire que te presiona en tu interior. Todos los síntomas que tu cuentas que sientes son un factor común en todos los enfermos de Sindrome de Fatiga Crónica y FM, pero no nos entienden porque no quieren informarse de que va el tema . Incluso hay profesionales de la salud que no admiten lo que contamos y hacen una comparación con su estrés y su calidad de vida saturada de trabajo. Cuando la cabeza funciona bien y tu cuerpo no te responde es como cuando te mueres de sed y no llega el agua , te vas deshidratando hasta entrar en un estado peligroso porque tu cuerpo mente no aguanta más y si que es cierto que necesitamos ayuda pisicológica, es muy importante porque necesitamos entender el rechazo o el desplazamiento , incluso la credibilidad de nuestras palabras ante cualquier situación solo porque tenemos un problema que no podemos demostrar pero si que lo sufrimos. Me identifico total con tu perfil porque así es. Un saludo de Candela y a seguir luchando , a seguir tirando de esa piedra pesada que llevamos detras y no se vé....

    ResponderEliminar
  2. Hola Candela. ¿Qué tal sigues? Como siempre te agradezco tu apoyo y tus palabras. Intento siempre hablar de mi experiencia personal, pero comprendiendo que somos muchos los que compartimos los mismos síntomas, las mismas dudas e idéntico sufrimiento por la falta de empatía que todavía acompaña a estas enfermedades. Me alegro que te sientas reconfortada con mis palabras, al fin y al cabo es el motivo de este blog , una manera de que entre todos podamos conseguir no sentirnos tan solos. Siempre digo que lo prioritario para mí en este momento no es encontrar una cura milagrosa, sobre todo porque sabemos que eso hoy por hoy no parece posible, lo realmente importante es sentir que los profesionales que nos atienden están haciendo todo lo posible por ayudarnos, es un primer paso y nos proporciona seguridad, aportándonos la tranquilidad que sin duda necesitamos.
    ¡Es tan importante encontrar un buen entendedor de la enfermedad! Alguien con quien puedas hablar abiertamente de cualquiera de nuestros síntomas sabiendo que somos perfectamente comprendidos. Da igual si es un reumatólogo, un neurólogo, un psicólogo o tu médico de cabecera…Que cuando pronuncies las palabras mágicas(SFC o FM) no te miren con condescendencia y fastidio, como si les molestaras….!Eso sería ideal!
    Me refiero que necesitamos a alguien que sintamos cercano, con quien poder compartir abiertamente todas nuestras inquietudes. Que de igual modo se ocupe de nuestro ánimo, nuestra alimentación o como ocupar nuestro tiempo de ocio de una manera equilibrada y racional.
    En fin, por pedir que no quede...
    Un beso.
    Angeles.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Estoy muy de acuerdo con esa especie de hipersensibilidad o anticipación que te impide a menudo una paz interior necesaria. Incluso en las actividades automaticas del dia a dia.
    La rutina puede ser una ayuda. Intentar hacer las cosas predecibles pero sin la necesidad de controlarlas.
    Desgraciadamente el equilibrio es difícil. Y cierto caracter despreocupado puede que fuera de utilidad (imposible elegir el temperamento, lastima... verdad?).
    Una cosa sobre la estigmatizacion de cualquier afeccion mental: cuando hay una afectacion de los niveles de conciencia y se evidencia la angustia y el desanimo es necesario huir de etiquetas morales o acusar al enfermo por ello. Bastante es el sufrimiento de esta prisión interior.
    Acaso se busca "culpable" en una arritmia o una glucemia elevadas? Estar depresivo o sufrir de ansiedad no es volitivo!!! Condicionantes genéticos, ambientales y vivenciales provocan esa pulsion. Basta de tachar de "tristones""hipocondriacos" o "perfeccionistas" a quienes padecen esas condiciones. Nadie optaría voluntariamente a sufrir si pudiera elegir. Salud a todo@s!

    ResponderEliminar
  4. Compruebo que coincides con los sentimientos y sensaciones que yo misma vivo a diario, eso me lleva a pensar que no estoy equivocada en este planteamiento sobre la tolerancia al estres, efectivamente si pudiéramos cambiar nuestro temperamento no hubiéramos elegido este, que parece ser de paciente sufridor. Muy de acuerdo también en el tema de las etiquetas, creo que ya lo he mencionado en alguna ocasión, no las soporto, nos anula como individuos independientes y pasamos simplemente a ser un grupo de inestables enfermos que compartimos un padecimiento poco creíble para el resto.
    No me considero tristona, aunque una enfermedad como la nuestra no nos permite tampoco ser la alegría de la huerta. No me considero en absoluto hipocondríaca, pues todos nuestros padecimientos son totalmente reales (sería absurdo pensar que todos compartimos la misma paranoia). Pero si creo ser perfeccionista y eso daña aun más este frágil organismo.
    Gracias por pasarte por aquí y compartir tus pensamientos.

    ResponderEliminar
  5. Me siento totalmente identificada con vosotr@s. Qué alivio saber que no me estoy volviendo loca y que todo lo que me pasa es real.

    Os seguiré. Este puede ser el comienzo de una gran amistad... Me registraré cuando tenga un poco más de tiempo.

    Hasta otro ratito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que este blog de ayuda y apoyo a enfermos te pueda aliviar. Un saludo y gracias por seguirnos.

      Eliminar
  6. hasta hace un par de días me doy cuenta que padezco de esto, tengo expectativas laborales altas en mi futuro creo que me esperan grandes retos ya que debere cargar con esta condición como siempre debere esforzarme el doble.

    ResponderEliminar